¡Así se vive ‘HackForGood’ desde dentro! Participantes de 2015 comparten su experiencia

En HackForGood se busca que problemas sociales sean resueltos a través de la tecnología.

Partiendo del hilo conductor del Big Data, ya se pueden publicar retos a través de la web para que, durante el hackathon, los equipos formados por personas con conocimientos tecnológicos, como diseñadores o programadores, puedan con sus ideas desarrollar las aplicaciones.

En la edición de HackForGood 2015, los participantes crearon proyectos planteados a partir del concepto de las Smart Cities y cómo las ciudades inteligentes pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El año pasado, el primer premio global se otorgó a dos proyectos: Senior OS (desarrollado en la sede de Valladolid) y Hardware Rumbo (desarrollado en Madrid). Y además, estas dos aplicaciones también consiguieron el premio Open Future – HackForGood Nacional.

Cristian Rodríguez y Guido García llevaron a cabo el proyecto de Senior OS, un teléfono móvil accesible para las personas mayores con problemas para configurar de manera correcta sus terminales. Está basado en el sistema Firefox OS y en HTML5, y puede ser gestionado íntegramente por un tercero de forma remota. Entre otras utilidades, permite conocer la localización de la persona, el estado del teléfono y de la batería, y cuenta con un sistema de alertas y recordatorios.

A través de su experiencia, pretenden animar a todos los participantes de esta edición: “Era la primera vez que nos presentábamos a HackForGood e íbamos a la aventura, para ver cómo era aquello e intentar pasar un buen rato. Nos sorprendió gratamente, fue una experiencia muy enriquecedora. Es increíble ver lo mucho que pequeños grupos de personas organizadas pueden hacer hoy en día con la tecnología en apenas 48 horas y con muy pocos recursos”.

Aseguran que no existe una fórmula mágica para ganar el premio, pero también explican que su equipo ya había trabajado antes a nivel profesional, contaban con experiencia desarrollando software, y estaba bastante equilibrado, en el sentido de que cada uno estaba especializado en una parte muy concreta del proyecto. “Como el tiempo es limitado, quizás también nos ayudó ir al hackathon con una idea de lo que queríamos hacer ya en la cabeza. El resto es tener un poco de suerte”, afirman.

A los participantes en esta edición, quieren transmitirles ánimo, “porque es una ocasión perfecta para mejorar la sociedad y pasar a la vez un rato muy entretenido. No hay excusas, todo el mundo tiene algo que aportar, sin importar ni la edad ni a qué te dedicas”.

18378248532_2db3a214bf_z 18194521198_789d6aa2be_z

 

¿A qué esperas para apuntarte a HackForGood? El mundo está lleno de retos, ¡solo debes encontrar el tuyo!

 

Deja un comentario